sábado, 22 de septiembre de 2012

Te olvidé con la mente, no con el corazón.

No puedo negar lo evidente. No puedo negar que cada dia, a cada minuto me vienen a la cabeza miles de recuerdos. Me gustaría que fuesen todos buenos, pero no siempre puede ser todo perfecto.Hay muchos momentos que no pasaron como nos gustaría.Y tarde o temprano llega el dia en el que esos malos momentos hacen mas peso que los buenos. Supongo que entonces, lo más dificil siempre es elegir. Elegir si continuar adelante aguantando y luchando por lo que quieres o lo que un día quisiste, o darlo todo por perdirdo y dejar que el tiempo decida. Es muy dificil pero si la duda está es porque algo no va bien y entonces es mejor dejar las cosas a cuenta del olvido, pensamos que eso lo va a arreglar todo. Pero el tiempo y el olvido son muy caprichosos y no siempre ayudan, es más, casi nunca logran compenetrarse. La mayoría de las veces nos hace sentir débiles, nos engañan y aunque pensemos intentan hacer desaparecer de nuestra mente todo lo que hemos pasado, todo lo que hemos querido y lo que hemos sufrido, todos y cada unos de esos momentos en los que todo estaba bien y después sin imaginarlo las cosas empiezan a ir cada vez peor ; en realidad, hacen el efecto contrario y lo único que consiguen es que los recuerdos se borren de la cabeza y se aferren al corazón. Entonces es ahí cuando recordar duele.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Aunque ya no sienta lo mismo, siempre vas a ser especial.

Quería que llegase el momento, verte y saber lo que iba a pasar. Me lo había imaginado de muchas maneras, pero creo que no así. es como si nada hubiera pasado, dos completos extraños que ni siquiera son capaces de mirarse. Ni para bien ni para mal, nada. Eso es algo que de alguna manera me molesta, supongo que es normal no?Por otra parte me ha hecho darme cuenta de que ya no es lo de antes, ya no siento lo mismo cuando te veo, sí, me pongo nerviosa, pero no es igual, ya no está ese hormigueo , ya no me pongo roja, ya nada es igual. después de tantos meses y tantas cosas vividas lo raro sería que todo fuese como las primeras veces, pero tampoco debería ser así. Nosé, es todo muy raro y a la vez muy dificil, si voy de amiga simpática vas a pensar que sigo loca por ti, pero tampoco quiero ir de borde y que pienses que me hago la dura porque te sigo queriendo. Sinceramente todavia no sé lo que debo hacer, más que nada porque no sé lo que pienso ni lo que siento. Te sigo queriendo, eso no lo puedo negar, pero no de la misma manera que antes y por eso pienso que el primer paso para empezar a olvidarte, que si no lo he hecho en este tiempo puede que ya sea hora, sé que lo de "no he podido olvidarte" es mentira, hubiese podido si quisiera, pero siempre he tenido una pequeña esperanza. Ahora ya me da igual, quiero vivir cosas nueva y quiero olvidarte aunque al principio me asuste todo eso y crea que no voy a ser capaz porque sí es verdad que siempre vas a ser diferente a todos.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Querer volver a tener lo que ya no estuyo.

Ya llega septiembre, eso quiere decir que el verano se acaba. Se acaba eso de no saber en qué día vives, el levantarse tarde, el hacer lo que te da la gana y sobre todo estar con esas personas que forman parte de tu "yo" del verano. No todo son cosas malas, de alguna manera está bien volver a tener una rutina y poder ver a tu gente, la de tu dia a dia, la que te aguanta todos esos meses restantes Ahora, la vuelta del verano es "lo de siempre" aunque en realidad siempre hay cosas nuevas, personas que no te esperas que van a entrar en tu vida o personas que están a la espera de saber qué va a pasar cuando todo vuelva a la normalidad y también persona que llevan mucho tiempo en tu vida sin darte cuenta. Entre esas personas a las que vuelves a ver, como no, está él. Es poco el cambio, por el hecho de que en todo el verano no he conseguido pasar un día sin que se pasease su nombre en mi cabeza. Sé que en realidad no le voy a ver demasiado, pero puede que eso sea mejor, o no, porque siempre estaré a la espera de que por una casualidad nos encontremos y entonces en eso momento no sabré qué hacer. Tampoco sé si él lo sabe. Son situaciones incómodas pero que a veces me gustaría forzar para saber realmente su reacción, porque en esos momentos las cosas hay que hacerlas sin pensarlas. Vale, es posible que me lleve una decepción, que pase de mi, que haga como que no me ha visto o simplemente me salude como una "conocida" más. No pido que me trate como si fuera especial, como si no hubiésemos pasado malos momentos, pero sí me gustaría que me recordases como alguien que ha sido importante, aunque ahora las cosas no sean como antes.