jueves, 24 de noviembre de 2011

Me duelen los ojos de llorar.

Hoy es un día de esos en los que parece que todo te sale mal, que no sirves para nada, que te gustaría desparecer. Esos dias en los que discutes con la gente que más quieres, cuando en las clases te sientes inútil y no tienes tiempo para estar con el chico que te gusta. Esos días en los que lloras porque si, sin ninguna razón o quiza por muchas razones acumuladas, simplemente te sientes mal y estallas. Sientes que ya no hay razones, que nadie te quiere y que todos estarían mejor si no estuvieras. Te montas mil paranoias que lo único que consiguen es ponerte peor, cada vez lloras más y tienes menos ganas de nada. Es horrible pensar que al día siguiente tienes que volver a las clases, con tus amigos, tu gente y que tienes que llevar esa sonrisa falsa para que parezca que todo va bien aunque todo sea una mierda, pero eso es lo que hay, el día a día y alomejor la mejor manera de hacer que esa sonrisa sea de verdad es no despegándote de ella y creeer que es totalmente sincera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario