lunes, 24 de octubre de 2011

Lágrimas y un quizá.

O mejor dicho un ojalá. 
Ojalá pudiera tenerte conmigo siempre, aqui a mi lado diciendome todas esas cosas que me ponen tonta, haciendome sonreir cuando nos miramos a los ojos, disfrutando contigo y con tus besos.
Ojalá no hubiera nada que nos separase, edad, distancia, tiempo, que cualquier pero se convirtiera en un reto y en un te quiero más.
Ojalá pudiera acostarme sabiendo que mañana te voy a ver y que todo va a ser perfecto.
Ojalá pudieras saber lo mucho que me importas y que tu sintieses lo mismo.
Ojalá pudiera entenderte siempre, me haría todo más fácil.
Ojalá me quisieras tanto como yo a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario